No pierdas el tren del sueño

Dormir bien es una manera natural de desarrollar tu intuición. ¿No se dice popularmente que la noche es portadora de consejo? Por tanto es importante que respetes tu ritmo de sueño.

Hay una regla sencilla para esto: escucharte. Dicho de otro modo: ¡ve a dormir cuando tengas sueño y despierta cuando no lo tengas! Todos los animales conocen instintivamente esta regla que el hombre rara vez respeta. Sin embargo hay una cosa sencilla para mantener la forma y el equilibrio: aprende a tomar “el tren del sueño”.

Escucha los mensajes que tu cuerpo te envía:

♦ el bostezo, que da la señal del relajamiento del cuerpo y del espíritu
♦ la cabeza pesada, pues el músculo de la nuca ya no la sujeta; cae hacia adlante y luego se endereza si reaccionas al “cansancio repentino”
♦ los ojos, que lloran o pican.

Ten la voluntad de tomar la decisión correcta, de ser sabio. Di para ti: “me sobreviene el sueño, me voy a acostar” ¡No te imaginas hasta qué punto este tipo de decisión influye favorablemente en tu progreso hacia la prosperidad!.

Aprende a respetar tu ritmo interior, tu hora de dormir. En caso contrario piensa que el ‘tren del sueño’ pasará de nuevo dos horas más tarde.

★ Debes saber que las horas de sueño antes de medianoche “cuentan doble”: son, en efecto, horas de una excelente calidad que favorecen al máximo la regeneración de tu organismo cansado. En este primer sueño, tu cerebro entra en ritmo de ondas alfa. Esta fase alfa es uno ede los momentos más importantes de tu jornada: esas ondas alfa corresponde a un estado de conciencia interiorizada, de calma mental, de profunda relajación física y psíquica.

Esta fase representa un momento de intenso resurgimiento, como si fueses a beber de la fuente divina una parcela de energía cósmica y revitalizante. Este estado dura unos veinte minutos.

Es entonces cuando pueden aparecer tus ideas más hermosas, tus mejores intuiciones: las decisiones que debes tomar, los objetivos que debes alcanzar, el camino que debes seguir… entonces te parece sencillo y muy claro y, lo mejor, no se trata de una ficción.

Es el momento oportuno para formular una pregunta clara y precisa a tu inconsciente, que la grabará y comenzará, durante este período alfa, a poner en funcionamiento todo un programa de búsqueda para encontrar la mejor solución para ti, y sólo para ti.

¿Por qué privarte de ello? Ya estás en el corazón mismo del proceso intuitivo. Para ello basta que, justo antes de dormirte, te concentres un breve instante en lo que te preocupa (seguramente ya habrás reflexionado antes), formules tu pregunta y después cojas el ‘tren del sueño’.

En cuanto abordes la fase de sueño, tu inconsciente, que es la fuente misma de la intuición, te dará la respuesta adecuada.

Rosi Morera

ShareShare on Facebook

Anuncios

,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: