El logro del éxito

Me encanta felicitar a todas aquellas personas que poseen el firme deseo de encontrar un camino hacia la realización de sus metas personales, algo que la gran mayoría no hace, bien porque no puede, porque no quiere o porque no sabe.

Si realizáramos una encuesta, prácticamente podría garantizar que un 99% de las personas desea lograr grandes sueños y buscar su realización personal. Entonces, la pregunta sería ¿Por qué si todos lo desean, no todo el mundo lo logra?

Procurar hablar de un Plan de Metas Personales, va más allá de la simple consecución de algunos bienes materiales o placeres temporales. Trata más que nada de lograr la realización de un plan personal de vida hacia el logro de un destino. Cuando somos capaces de hacer esto, las primeras vendrán para acompañar el éxito.

Todo planteamiento de logro o éxito, cualquiera que sea tu propia definición de éxito, tiene su principio en la realización de los deseos más profundos de tu vida. Y es ahí donde muchos al establecer su plan de metas, o las famosas conocidas resoluciones de fin año, enfocan sus esfuerzo a la realización de pequeños objetivos que ofrecerán placeres temporales.

¿Pero estas satisfacciones temporales otorgan a una persona aquello que necesita para lograrlo? Aparentemente todo parece indicar que no es así. ¿Cuántas ilusiones, deseos, sueños o expectativas terminan abandonándose antes de que termine el primer día de trabajo?

Tengo una sencilla definición de éxito que quiero compartir contigo: “Es la consecución de cada pequeña cosa lograda en el camino hacia una meta propuesta. Es cada paso de superación personal en un viaje continuo, para ser la persona que DESEAS SER, para poder hacer aquello que DESEAS HACER y así lograr cuanto NECESITAS TENER”.

El éxito no es un destino al que llegamos, es un viaje individual y continuo que se disfruta con cada paso que se da desde que se inicia el camino, con cada pequeña realización lograda y con todos aquellos muchos tropezones que nos damos a los que muchas personas les conocen como fracaso, problema o dificultad. Pero, ¿Qué es el fracaso?, ¿acaso existe en realidad?, o ¿No será más que una simple creencia aprendida? Como dice nuestro diccionario “Malogro, resultado adverso de una empresa o negocio” (Fuente: www.rae.es )

Desde nuestra más tierna infancia la educación que recibimos ha castigado nuestros “fracasos”. En casa si rompíamos algo éramos castigados (aún cuando en la gran mayoría de los casos no teníamos la conciencia de por qué y muchos padres tampoco sabían porque nos castigaban de aquella forma y manera, simplemente así lo aprendieron); íbamos a la escuela y si nos equivocábamos, nuevamente éramos severamente castigados por el sistema educativo con malas calificaciones; y estos mismos errores eran también castigados por nuestros compañeros y así fuimos calificados como “burros, torpes, cuatro ojos, etc.” (¿Cuántas cosas de estas también dijimos nosotros mismos a otros compañeros?)

Seguimos creciendo y cada vez los castigos continuaron siendo más rigurosos con el paso del tiempo, y la adolescencia nos presentó incluso diversos formatos de rechazo social y, en ocasiones, nos convertimos en la burla o hazme reír de nuestros “amigos”.

Etapas de difíciles de nuestra vida que nos enseñaron a ocultar nuestros errores (“fracasos”) en lugar de enfrentarlos para aprender de ellos. Así llegamos a la edad adulta donde aprendemos a complacer a los demás para evitar su condenación, su crítica o rechazo.

Imaginemos por un momento el mundo perfecto, un entorno donde sólo hacemos aquello que hacemos bien, donde jamás nadie podría burlarse de nuestros errores porque no los cometeríamos, un mundo a prueba de fallas ¿Cuánto podríamos aprender?

Exactamente, NADA nuevo. Me explico. Verás, para mí el fracaso solo existe en la mente de aquellos que lo desean ver, por el contrario personalmente interpreto que Fracaso es dejar de luchar por tu propósito, justo cuando tropiezas con las adversidades y pruebas que la vida te pone para saber si en realidad estás preparado para lograr el éxito que deseas.

Se fracasa cuando…

1- Se Deja de luchar por lo que se desea. No he escuchado a nadie que diga que ha fracasado mientras aún se encuentra luchando por materializar sus sueños. Se fracasa cuando se renuncia al sueño. Entonces este fracaso no es fracaso, es una renuncia de nuestra voluntad.

2- Se deja de aprender. Una historia realmente inspiradora es la de Thomas A. Edison. Él realizó más de 10.0000 experimentos antes de lograr la bombilla eléctrica. Tras cada intento fallido decía “Conozco una nueva forma de cómo no funciona. Sin duda estoy una posición más cerca de lograr la que funcione”. Son los errores, las dificultades y los problemas los que nos señalan el camino adecuado para alcanzar lograr lo que queremos.

Esta última historia ejemplifica claramente el concepto de fracaso y el gran poder y capacidad que este nos puede brindar.

En fin, se fracasa por el abandono… Nunca cuando se continua luchando… por desarrollar un plan de acción hasta su realización final. Por eso debemos conocer y evitar las causas comunes en las que caemos la mayoría de las personas para la no concretización del mismo.

Te deseo grandes éxitos. Recibe un fuerte abrazo.

Sergio Cutié. Delegado de El Secreto para Canarias.

Share Share on Facebook

Anuncios

, ,

  1. #1 por Juanjo el octubre 15, 2010 - 7:46 am

    Cierto, cierto… estamos acostumbrados a esperar que la oportunidad se nos presente en bandeja y nos encanta maldecir nuestra mala suerte jajjaja

  2. #2 por Claudia el octubre 16, 2010 - 8:25 am

    Una amiga me habló del sistema. He dudado en empezar a ponerlo en práctica. He visto la pelicula y leido el libro. Hoy empieza el resto de mi vida

  3. #3 por Marc el octubre 17, 2010 - 8:09 am

    Wenas chicos!! yo hace poco que lei el libro y me encanta… lo esoty empezando a palicar en pequeñas cosas y es simplemente flipante.. El otro dia estaba en un bar y tenia ganas de un helado de turron y vainilla(mmhh) y claro en marzo no es muy normal que un bar tenga helados.. pues si tenia !! solo fue pensarlo y lle …gar la camarera y decir ..quereis postre ?? le dije todo convencido(creyendomelo): quiero un helado .. y me contesta: solo nos quedan de vainilla y turron …. IMPRESIONANTE…. y mis amigos flipando…. jajajaja GRacias!!! siempre hay que dar las gracias!!

  4. #4 por LuisMt el octubre 18, 2010 - 8:18 am

    DOY MUCHAS GRACIAS POR QUE UN AMIGO ME ENSEÑO LO QUE ESTO SIGNIFICA EN LA VIDA , APLICARLO CON MI FAMILIA ES LO MEJOR

  5. #5 por Ernesto el octubre 20, 2010 - 7:35 am

    Sí, lo ideal es que cada mañana nos fijemos un objetivo diario y procurar cumplir todo lo que se ha propuesto antes de retirse a descansar.
    La victoria del éxito ya está medio ganada cuando uno adquiere la costumbre de fijarse objetivos y cumplirlos.

    Muchas gracias por este artículo, Sergio.

  6. #6 por Tere el octubre 20, 2010 - 7:42 am

    Poner entusiasmo en todo lo que se hace es un gran secreto para el éxito.

    Si siempre estamos pensando que cualquier cosa que hagamos para ganarnos la vida es un esfuerzo agotador sólo sentiremos tensión y deseos de abandonar.

    Muy bien dicho Sergio, siempre hay que buscar la semilla del triunfo en todas las adversidades.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: